¿Cómo ahorrar dinero sin mucho esfuerzo?

¿Tienes la sensación de que vives al día y no logras ahorrar dinero? Si es así, ¡has llegado al lugar adecuado! Afortunadamente, el ahorro es una práctica ligada a la educación financiera y no a la cantidad de ingresos. De hecho, es mucho más fácil de lo que te imaginas.

Sigue leyendo para aprender a hacer un análisis de tus gastos y determinar con qué cambios en tu rutina podrías empezar a ahorrar. Esto te permitirá cumplir algunas metas como esas vacaciones tan necesarias, la remodelación de la casa o hasta asegurarte una jubilación tranquila.

4 tips para ahorrar dinero

El reto a superar al momento de ahorrar dinero es muy sencillo: solo debes decidirte a hacerlo. Lo que sigue es planear una estrategia. Vamos a explicarte los 4 pasos sencillos que debes realizar.

1. Registra tus gastos

Si no sabes cuánto gastas será imposible que logres ahorrar dinero (Bank of America, s.f.).  El primer cambio a la semana que tienes que implementar es el de comenzar a registrar todos tus gastos. Sí, todos, incluso los gastos hormiga como las monedas que diste de propina o que gastaste en un antojo pasajero.

Una vez registrados, deberás organizarlos en categorías: alimentación, servicios, deudas, matriculas, varios, etc. Ten en cuenta que deberán ajustarse a tu vida y tus necesidades.

Para el registro puedes usar desde un cuaderno, una hoja de Excel o una aplicación para llevar el control de los gastos.

2. Aprende a hacer un presupuesto

El presupuesto es otro de los ejes para ahorrar dinero y se hace de la siguiente manera (Sura, 2020):

Una vez que ya tienes tu registro de los gastos organizado por categorías, los vas a dividir en gastos fijos y variables. Los gastos fijos son los que sí o sí debes pagar cada mes:

  • Deudas
  • Renta o cuota de la casa
  • Matrículas o colegio de los niños
  • Transporte
  • Alimentación

Por su parte, los gastos variables son aquellos que haces de forma ocasional como ropa o diversión.

Una vez determinados, calcula cuánto es lo mínimo indispensable que necesitas para vivir.

3. Establece metas para ahorrar dinero

Las metas para ahorrar dinero son las que permitirán que tu acción se concrete. Una vez realizado el presupuesto, tendrás que plantearte cuánto quieres ahorrar y para qué (BBVA, 2018).

Un objetivo claro te permitirá calcular el dinero que necesitas, mientras que, con el presupuesto, estimarás el tiempo para guardarlo.

Las características principales de las metas de ahorro es que deben ser medibles y alcanzables.

4. ¿Cómo recortar gastos sin sufrir?

Recortar gastos te permitirá ahorrar dinero si tu presupuesto es reducido. ¿No se te ocurre cómo? Estos son algunos tips (Bank of America, s.f.):

  • Busca eventos gratuitos en tu ciudad a manera de esparcimiento.
  • Cancela suscripciones y membresías que no uses o uses poco.
  • Come fuera solo una vez al mes o reduce las salidas.
  • Antes de hacer una compra, espera unos días para reflexionar y asegurarte de que realmente quieres o necesitas el producto o servicio.

Como puedes ver, ahorrar dinero no es tan difícil como parece ni está determinado por la cantidad de ingresos que tengas. Esperamos que estos consejos te ayuden a hacer un plan de ahorro que te permita cumplir con tus metas, objetivos y sueños.